CODIGO TV

CODIGOTV

La Maldición de Los Kennedy

CODIGO 32
La muerte dramática se ha ensañado contra la ponderosa e influyente familia Kennedy, considerada como de la “realeza” en Estados Unidos (EE.UU.), la cual  ha sido diezmada por tragedias que infunden temor entre sus descendientes que aún viven.
La forma en que han ido muriendo los Kennedy ha hecho a la gente pensar que una maldición ha caido sobre esta importante familia que ha visto morir a casi 10 de sus miembros en forma trágica.

 En este mes de abril una nueva pesadilla marca el mas  reciente capítulo de la llamada “maldición de la familia Kennedy”,  cuando Maeve Kennedy McKean, hija de la exvicegobernadora Kathleen Kennedy y nieta del asesinado Robert “Bobby” Kennedy, quien fue senador y fiscal general en la Presidencia de su hermano John F. Kennedy, murieron ahogadas, en medio de la cuarentena por el coronavirus.
UNA PELOTA CONDUJO A MADRE E HIJA A LA MUERTE. 
Era 2 de abril. El cielo estaba despejado y la temperatura permitía estar afuera sin abrigarse demasiado. Hacía viento, pero los Kennedy son conocidos por su vigor físico. La madre y el menor de sus tres hijos decidieron jugar a la pelota en el jardín después de comer. En algún momento, la pelota cayó al agua. McKean agarró una canoa que estaba en el terreno y acompañada de su hijo Gideon, de 8 años, se dispusieron a lo que sería una maniobra fácil y rápida para recuperarla y seguir con la diversión. No contaban con que el viento les iría alejando más y más de la orilla.
Poco después de las 16.00 hora local un hombre llamó a los servicios de emergencia. En la grabación, revelada por las autoridades esta semana, se le escucha advertir que había visto a dos personas en una canoa “tratando de remar hacia una pelota y luego el viento se intensificó y los empujó hacia el sur. Nos acaban de pasar”.
Un funeral virtual. Ante esta nueva tragedia, más de 3.000 personas se conectaron a través de la plataforma Zoom para rendir tributo a Maeve Kennedy McKean y a su hijo Gideon.
En la ceremonia, encabezada por el ahora viudo, los más cercanos lloraban, cada uno en su casa, respetando las medidas de confinamiento decretadas por las autoridades para reducir los contagios de COVID-19.

Publicado el: 16 abril, 2020  Por: EFE 

Publicar un comentario

0 Comentarios