CODIGO TV

CODIGOTV

COVID-19: Un virus creado para matar a los ancianos y a los enfermos

CODIGO 32

En el mundo moderno ser anciano o estar enfermo constituye un problema o una carga para los gobiernos y para muchos hogares, donde el interés mercurial o la lucha por la sobrevivencia ha matado el amor filial.

En esa tecitura han surgido denuncias graves de que el coronavirus o COVID-19 ha sido creado para reducer la humanidad, matando a las personas envegecientes y a los jóvenes  que padecen de enfermedades crónicas o que en un momento determinado podrían enfermarse.

Tal es el caso de los enfermos de SIDA, epatitis, cáncer, leusemia, problemas pulmonares, diabeticos, entre otras enfermedades que, con la defensa baja,   atacan al cuerpo humano.

Más del 90 por ciento de los muerto por coronavirus son personas mayores de 60 años y el 10 por ciento son  personas menores de 50 que padecían algún tipo de enfermedad.

Según el periodista  Johan Rosario, en Italia el 26% de la població italiana tiene más de 65 años. Entre los casi 50 mil infectados con el COVID-19, un escalofriante 61% rebasa los 65

 Mientras que en el resto del mundo los pacientes entre 60-70 años tienen un 0,4% de probabilidades de fallecer, los de 70-80 tienen un 1,3%, y los mayores de 80, del 3,6%. Aunque no parezcan unas probabilidades de muerte muy elevadas, en el actual brote que está experimentando Italia, el 83% de quienes sucumbieron ante la infección de Covid-19 tenía más de 60 años.

Datos obtenidos del brote inicial en China y más tarde de Italia muestran que los infectados menores de 60 años corren un riesgo bajo –aunque no nulo– de fallecer a causa de la Covid-19. Curiosamente, los niños pequeños no parecen experimentar un riesgo mayor de sufrir complicaciones graves debido a la enfermedad causada por este nuevo coronavirus, en contraste con lo que ocurre con otros virus, como la gripe estacional.


El ministro de Finanzas japonés pide a los ancianos que 'se den prisa en morir'

El ministro de Finanzas japonés, en una comparecencia reciente. | Reuters
El ministro de Finanzas japonés, en una comparecencia reciente. | Reuters
El nuevo Gobierno japonés de Shinzo Abe apenas ha tardado un mes en ser noticia. El primer ministro, cuyos principales retos son enderezar la economía del país, al borde de la recesión, definir su modelo energético y apurar la reconstrucción de las zonas devastadas por el tsunami de 2011, ha visto este lunes cómo el titular de Finanzas llevaba hasta límites intolerables la política de austeridad del Ejecutivo.

Publicar un comentario

0 Comentarios