CODIGO TV

CODIGOTV

Los teléfonos inteligentes forjan amor, separan familias, condenan personas y destruyen moral.

CODIGO 32
MIAMI, FL.USA._Los teléfonos inteligentes y las app se han convertido en tecnologias revolucionarias que han cambiado la vida en todo el planeta, porque con los mensajes, fotografias y videos pueden disparar amor, o destruirlo, unir o separar familias, condenar personas y destruir moral o salvar vidas.
Tanto Facebook cómo WhatsApp y otras redes sociales pueden afectar su relación de pareja de manera negativa o positiva.
Difícilmente se puede negar que con el avance de la digitalización, no solo el mundo ha cambiado, sino también la vida cotidiana y la relación familiar. La vida de relación se ve particularmente afectada, porque no solo las citas de hoy son completamente diferentes a través de las redes que las de hace 20 años: desde las citas hasta el matrimonio o la convivencia matrimonial, las relaciones amorosas han desarrollado una dinámica completamente nueva, sobre todo gracias a nuestros teléfonos inteligentes, dejando atras las cartas y las visitas a las casas de las novias.
Los teléfonos inteligentes y especialmente las aplicaciones de mensajería dan la impresión de disponibilidad permanente de las personas en el chat. Ya sea que su pareja esté sentada en el cine o en una reunión, siempre puede escribir.
Por supuesto, es bueno que siempre podamos contactarnos a través de nuestros teléfonos inteligentes en casos importantes, pero en las relaciones esto puede conducir rápidamente a expectativas y presiones exageradas, llegan los celos.


Los Messenger son instrumentos de control más o menos perfectos. pero revelan ¿Cuándo y quien estuvo quién en línea, si leyó el mensaje o no o estuvo permanentemente en línea sin escribir o escribiendo. Pero entra la duda ¿A quién le está escribiendo, si no es a mí? La perfidia de los mensajeros como WhatsApp es que ofrecen muchas posibilidades para controlar la adicción, pero en última instancia no brindan ninguna información real sobre las personas en el otro extremo. Cuando el estado "en línea" o dos señales azules despiertan celos furiosos o comienza el siguiente argumento porque alguien se siente descuidado, se ha llegado al punto en que el mensajero puede matar una relación.
Es bastante lógico: si pasas el largo día, que no pasas con tu pareja, intercambias todo en línea con tu pareja, no tienes nada más que contar por la noche cuando vuelves a casa ... Las conversaciones cara a cara promueven la solidaridad, porque los mensajes de texto son solo un pobre sustituto de esto. Pero si los mensajes de texto reciben más y las conversaciones cada vez menos, es probable que la relación no falle.

Publicar un comentario

0 Comentarios