CODIGO TV

CODIGOTV

Los Candidatos que pagan para llegar, suben para robar

Resultado de imagen para andres beato betancesCODIGO 32
Por Andrés Beato Betances
Email: Andrés Beato 04 @ gmail. com
El autor es periuodista, poeta y escritor.

"Vamos a invertir primero en  educación, segundo en educación,
tercero en educación. Un pueblo educado tiene las mejores opciones en la vida  y es muy difícil que lo engañen los corruptos y mentirosos". Jose (Pepe) Mujica/
José  Mujica, quien fuera presidente de la República Oriental del Uruguay, dijo en una ocasión ostentando todavía el poder, que pertenece a una generación que quiso cambiar el mundo, que fue aplastado, derrotado, pulverizado, pero que sigue soñando que vale la pena luchar para que la gente pueda vivir un poco mejor con un mayor sentido de igualdad.
Cuando los mandatarios y candidatos dominicanos  así como de otras naciones de América Latina se reflejen en el espejo de José  Mujica (Pepe) que fue un ejemplo como gobernante, quizás la nación  con la sombra de la corrupción que amenaza a funcionarios tome un giro de 360 grados puesto que el espejo nunca miente y la sombra nunca se aleja.
Además de entender, que para lograr sus objetivos no tienen que invertir tantos dineros en sus campañas comprando votos y vendiendo las almas al diablo, ya que no son vistos como candidatos políticos sino más bien como comerciantes y como comerciantes solos piensan en sacar provechos personales, y a los que menos estiman que no les sirven son a las propias gentes.
Estos engendros, surgidos de ultratumbas, jamás combatirán la pobreza porque necesitan tener siempre algo debajo de las mangas que ofrecerle al pueblo para poder tener otra vez la oportunidad de repostularse.
Sin embargo, pobres no son los que tienen poco, sino los que no tienen vergüenzas de usar las mismas ropas, de no tener caros celulares o tener que tomar diariamente vehículos publicos y motoconchos para trasladarse a los respectivos centros de trabajos, pobres y avergonzados son los que quieren mucho y aparentar los que no son.
Lo peor de parte de una sociedad manipulada por la politica es ver a pobres defendiendo a ricos culpables de sus pobrezas.
Nuestros "representantes" cuando llegan a los curules durante los cuatro años que se mantienen chupando  del erario público, no necesitan la autorización de quienes no producen nada para ellos enriquecerse. Comprueban que el dinero fluye sin tener que traficar con bienes sino con los favores que reciben.
De igual forma, cada día perciben que se abultan sus bolsas de valores a través de sobornos e influencias más que por sus labores.
Asimismo, comprueban que las leyes no protegen a la gente humilde  por el contrario, son ellos los que están protegidos.
Los políticos están conscientes y seguros que la corrupción es recompensada y la honestidad que es la voluntad de uno  en este universo se convierte en un autosacrificio.
Entonces, al final del problema algebraico nos damos cuentas sin temor a equivocarnos aunque muchos ciudadanos dejan pasar las bolas, que  la sociedad está condenada porque en ese y en otros sentidos los políticos no conocen la palabra ecuanimidad ni mucho menos la ética profesional.
Tampoco saben fomentar acciones de sensibilización social a fin de extender el valor de la sana convivencia, la solidaridad y la cooperación humana, debido a que está claramente evidenciado que la educación surge desde el mismo seno familiar.
No se puede tapar el sol con la punta de un dedo y reconocer que la igualdad no existe ni existirá, pero hay que darle a cada quien el lugar que le corresponde.
Al gran matemático persa Al Juarisari le preguntaron sobre el valor del ser humano y este respondió: Si tiene ética entonces su valor es igual a uno. Si es inteligente, agregale un cero y su valor será igual a diez.
Si también es rico, súmale otro cero y su valor será igual a cien. Si por sobre todo eso es una persona de bello aspecto,  anotale otro cero y su valor será igual a mil.
Pero si pierde el  uno, que corresponde a la ética, perderá todo su valor, pues solamente le quedarán los ceros.
Es tan sencillo: Sin valores éticos ni principios sólidos lo único que queda son delincuentes, corruptos y personas que no valen nada.
En tal magnitud, en la actualidad son muchas las personas que al no poder desarrollar toda su inteligencia optan por hacerse político y eso nos hace a todos culpables, pero si hubiera que repartir  responsabilidades, las mayores caerían sobre ciertas clases de dirigentes.

En conclusion, no somos un país pobre, somos una nación empobrecida por políticos mafiosos que han sangrado a su propia patria: no nos faltan recursos, nos sobran ladrones. Asombrosos!!!

Publicar un comentario

0 Comentarios